6 comments on “Leyes de la termodinámica aplicadas a la gestión empresarial

  1. Me parece una forma curiosa y al tiempo interesante de ver la gestión empresarial. No hay ninguna duda que la función de los empresarios o gestores es canalizar las energías (capacidades) de sus trabajadores en el sentido que contribuyan más y mejora alcanzar los objetivos de la empresa. Por otro lado tampoco tengo dudas sobre que los cambios son delicados porque su vuelta atrás es dudosa y comporta riesgos, por lo que todo cambio debe ser bien estudiado.

  2. Coloquialmente, puede considerarse que la entropía es el desorden de un sistema, es decir, su grado de homogeneidad. La segunda ley también justifica que la entropía de un sistema tiende a crecer hasta conseguir el máximo desorden.
    También en las empresas, la organización muestra tendencia a incrementar su “entropía”, lo que la Dirección o la Propiedad no acaba de entender en su “normalidad”.
    Definamos normalidad: es aquello que, sin tener en cuenta el sentido común o la lógica, sucede más veces o dura más tiempo.

    Parece lógico, pués, que la gerencia tiene una responsabilidad ineludible en la organización y el control de su estructura de manera permanente… ¿o no?

    • Completamente de acuerdo con tus comentarios, ese es justamente el sentido que queríamos darle a nuestro post. Más allá de las definiciones concretas de las leyes de la termodinámica, su aplicación a la organización y vida empresarial nos ofrecen unas reflexiones de alto interés, de las que, sin duda, se deduce que el papel del empresario como líder de su empresa consiste en esencia en mantener en su organización (personas, medios, recursos…) el suficiente orden para que todo funcione, y el suficiente desorden para que todo cambie en el sentido pretendido.

      Resumiendo, una organización eficiente y bien ordenada, pero también capaz de cambiar constantemente para adaptarse a los cambios del entorno y los derivados de los objetivos de la empresa. Al frente de la eficiencia, el orden y el cambio el empresario como tutor y motor de estos procesos.

  3. saludos me parece super interesante el tema y el enfoque hacia un resultado superior en la gestión partiendo del conocimiento del uso racional y potencial de las energias individuales sobre el rendimiento o resultado de los procesos; lo que conllevaría a preguntarnos realmente somos adecuadamente remunerados; no solo por los resultados sino por el verdadero gasto de mis energías.
    ¿Qué tal la vinculación en si tel tema con un concepto para mi nuevo que es el de la emergía y su aplicación dentro del proceso de gestión empresarial?
    Me gustaría conocer al respecto y gracias por sus conocimientos

    • La pregunta plantea la idoneidad de un modelo de retribución basado en el “gasto de energía” pero el problema de la energía es más complejo. Debemos tener en cuenta, precisamente, que los principios de la termodinámica son aplicables a modelos macros (trabajos en equipo) pero no lo son a nivel microscópico (trabajo individual). A nivel individual, parte de la energía se disipa sin que contribuya al resultado del equipo y, dado que en nuestro modelo económico lo importante son los resultados, un modelo retributivo basado en el gasto individual de energía no contribuiría en mejorar el rendimiento del equipo.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>